SALUDABLE

5 tips para cerrar los poros de tu rostro

Una piel saludable nos brindará no solo una mejor imagen, sino que extenderá su vitalidad.

Fuente: producción Panorama
Consejos Cuidado de la piel saludable.Fuente: producción Panorama
Escrito en ESTILO DE VIDA el

La piel es uno de los órganos del cuerpo que más hay que cuidar, en particular la piel del rostro. Por eso, repasaremos cinco consejos para cerrar los poros de tu rostro aplicando productos naturales. Una piel saludable nos brindará no solo una mejor imagen, sino que extenderá su elasticidad por más años.

Ahora bien, los poros son orificios diminutos que están en la epidermis, aunque se pueden observar acercando un espejo. Se calcula que cada persona tiene unos dos millones de poros. Su función es eliminar la transpiración, pero cuando hay muchas impurezas, esa transpiración no puede salir, por lo que lo que los poros tienden a abrirse.

1. Para limpiar nuestro rostro, la clara de huevo es una gran aliada a la hora de utilizar productos naturales. La técnica es aplicar solo la clara durante 10 minutos sobre la cara. El beneficio viene por el lado de las proteínas, que ayudan a reafirmar la piel y a limpiarla en profundidad.

Fuente: pixabay.com

2. Otro gran tipo para cerrar los poros es la utilización de hielo. La aplicación del frío sobe la piel tiene la particularidad de activar la circulación sanguínea. Además, es antiacné, ya que claramente ayuda a desinflamar. Hay que hacerlo con precaución y que no se extienda por mucho tiempo el contacto del frío con la piel.

3. Tercer tip y no menos importante. Hablamos de yogurt, que ayuda a reparar la piel dañada y reseca. Este producto lácteo tiene propiedades antibacteriales y se puede aplicar sobre la piel.

Fuente: pixabay.com

4. El cuarto elemento natural que ayuda a cerrar los poros y a tener una piel más saludable es la miel. Tiene decenas de nutrientes y vitaminas B, C, D y E. Eso sí, solo aplicar una capa por 15 minutos.

5. Una última opción es el bicarbonato de sodio. La aplicación no debe superar los 20 minutos y aconsejamos que su uso sea cauteloso. Primero averiguar si no tenemos una piel que pueda irritarse con el bicarbonato.